«La ovejita que vino a cenar»

En casa del viejo lobo hambriento para cenar siempre hay una miserable ¡¡¡sopa de verduras!!! Pero una noche, llaman a la puerta de su pequeña cabaña y se trata ni más ni menos que de una pobre ovejita que se ha perdido. El lobo entonces empieza a planificar el suculento guiso con que se llenaráSigue leyendo ««La ovejita que vino a cenar»»

Anuncio publicitario

Cuentos con pictogramas para niñ@s.

Haz clic para aceptar artículo ( por motivos de espacio) en Blogger.